Cuando uno está creando su proyecto online, no se fija tanto en qué dimensiones tendrán sus productos o qué necesidades específicas requerirá su transporte, al contrario, toda la atención está centrada en qué valor diferencial aportará a la sociedad. Pero cuando llega el momento de la verdad y hay que sentarse con un operador logístico, es cuándo nos preguntamos qué tipo de producto es y cuándo nos surgen las dudas de si tenemos un buen producto.

¡Pues claro que sí! Es tu proyecto, es tu idea, es tu negocio. Por suerte, a día de hoy, los operadores logísticos entienden que el eCommerce no es solo un paquete, una prenda textil, un calzado…, sino que también se puede vender online; muebles, bicicletas, equipamiento del hogar y electrodomésticos. Para este tipo de productos debes tener en cuenta que los costes logísticos serán superiores que a los standard, ya que requerirán desde la instalación a un transporte de mayor peso o volumen.

Recuerda que siempre en el transporte tú pagarás por el mayor de estos criterios. La manera de calcularlo es muy sencilla: Alto de la caja x Ancho de la caja x Largo de la caja x factor de conversión.

¿Qué es el factor de conversión? Un valor que los transportistas aplican y que ronda entre los 270 Kg/m3 a los 167 Kg/m3. Ejemplo: Una caja pesa 20 Kg y sus medidas son 1 m X 1, 20 m X 0,80 m. Me aplican un factor de conversión de 270 Kg/m2 Peso = 20 Kg Volumen = 1 X 1,2 X 0,80 X 270 = 25,92 Pues te cobrarán: 25,92 Kg Si el peso fuera 30 Kg, te cobrarían peso, es decir, 30 Kg. Cuidado con este detalle a la hora de imputar costes a cada uno de tus envíos, sobre todo si llevan packaging de regalo que suele ampliar mucho el volumen. Prevé que este tipo de entregas serán más caras por el factor volumétrico. Te recomiendo que te preguntes si realmente tu cliente va a valorar este extra coste y si está dispuesto a pagarlo.


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!