El fenómeno Black Friday comenzó en los Estados Unidos y se lleva a cabo el día después de Acción de Gracias, que tradicionalmente se ha considerado como el inicio de la temporada navideña. El término Black Friday ganó popularidad en los años 70 y 80, y rápidamente se convirtió en uno de los días de compras más concurridos del año. A medida que las tendencias de compras han evolucionado, se ha situado en el día de mayor consumo del año.

Cómo vendedor, ¿por qué no aprovechar la emoción del Black Friday?

En los Estados Unidos, la acumulación y la anticipación han crecido tanto que las personas hacen cola durante horas fuera de las tiendas y el día se ha convertido literalmente en un frenesí. Más recientemente, para evitar estas largas esperas, las compras online se han convertido en el método preferido por muchos clientes, especialmente con el auge de los Marketplaces como eBay y Amazon.

En lugar de que el Black Friday sea solo una venta de un día, muchas empresas están maximizando las ganancias y, a menudo, creando días o incluso ventas de una semana. Gracias a esto, consiguen fidelizar nuevos clientes, y sobre todo, generar una marca más fuerte porque consiguen una gran exposición en el mercado. En 2005, Cyber Monday se creó para dar a los compradores más tiempo para investigar y seleccionar productos online con precios rebajados, en lugar de perder el tiempo con las concurridas tiendas del Black Friday.

 

Black Friday se globaliza

En el siglo XXI, Black Friday se ha extendido por todo el mundo con cada vez más y más países uniéndose a la locura de las compras.

Esta es una noticia muy positiva para cualquier negocio de comercio electrónico porque a medida que los consumidores compiten online por las mejores ofertas en lugar de hacerlo en la tienda física, los mercados tienen la capacidad de crear ofertas que no pueden rechazarse y aprovechar que los compradores no se queden sólo con un único producto, sino que consuman más.

Las empresas online, por tanto, necesitan un plan de logística sólido para cumplir con este gran aumento en la demanda. La mayor cantidad de pedidos es inútil a menos que pueda cumplir con la entrega en los plazos en los que el comprador está demandando. Asegurarte de que todos tus pedidos de Black Friday sean procesados y enviados de manera oportuna casi garantizará que ese cliente repita la compra en tu página web y lo habrás fidelizado para el futuro. Además, podrás obtener las opiniones positivas y comentarios que serán muy relevantes para alentar a más clientes a comprar en tu página web.

Por tanto, es crucial que trabajes con compañías de envíos sólidas y con garantías. Una buena manera de gestionar estos picos de ventas es a través de Packlink PRO.

Packlink PRO es la plataforma profesional de envíos de paquetería en la que encontrarás la oferta más amplia de servicios de transporte. Está especialmente diseñada para integrarse con las principales plataformas de eCommerce como PrestaShop, WooCommerce, … y además, se sincroniza perfectamente con Marketplaces como eBay y Amazon.


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!