¿Piensas convertirte en vendedor online? ¿O ya te has atrevido a dar este paso y ahora estás planeando ventas internacionales? En cualquier caso, te enfrentarás a la decisión de empezar a vender en tu propia tienda online o a través de una marketplaces como Amazon o eBay. A continuación, te resumimos que debes tener en cuenta y cómo los marketplaces pueden ayudarte:

No subestime los riesgos de tener tu propia tienda online

Ser independiente desde el principio con tu propia tienda resulta tentador, pero implica riesgos y gastos bastante importantes. Primero, debes elegir una plataforma de eCommerce, y si no cuentas con un mínimo de conocimientos técnicos, vas a tener que incurrir en gastos adicionales para configurar la plataforma, crear el diseño de la tienda y los servidores. Además, deberás encargarte del procesamiento de pagos y del servicio de atención al cliente.

Una vez que la tienda está lista, llega la parte más difícil: generar tráfico a tu web de potenciales clientes. Puede ayudar inversiones en publicidad y marketing online, pero los resultados suelen ser a largo plazo, lo que significa más costes. En general, debes estar preparado para que tardes varios años en conseguir que tu tienda online sea rentable.

A diferencia de estas grandes inversiones en las que se incurre al crear tu propia tienda online, los costes de puesta en marcha de un vendedor en un marketplaces son muy bajos. Como vendedor, usarás la plataforma del marketplaces y por este uso, pagarás una tarifa por artículo vendido o una tarifa mensual. La configuración de una cuenta de vendedor generalmente se realiza en unos minutos, y en general, los costes los tienes controlados y son fáciles de planificar.

Usa los marketplaces como un instrumento de investigación de mercado

Una buena idea de negocio no es garantía de éxito en el altamente competitivo negocio online. Y no importa lo bien que tu plan de negocio suene en papel, ya que el mercado real a menudo es impredecible. Los marketplaces ofrecen la plataforma ideal para probar tus productos de forma rápida y con riesgos manejables en condiciones reales de mercado. Te beneficiarás de una imagen de marca establecida y una base de clientes habituados a las compras online, que nunca podrías alcanzar con tu propia tienda en un primer momento. Así que aprovecha esta oportunidad para hacer tantas pruebas como te sean posibles. Todos los éxitos y fracasos te ayudarán a definir tu estrategia futura.

¿Por qué no deberías limitarte a los marketplaces a largo plazo?

Una vez que has empezado a vender en Amazon, eBay o en uno de los muchos marketplaces que existen, y ves que las ventas van bien,  ¿por qué no atreverse a dar el paso hacia tu propia tienda online?  Deben planteártelo, sobre todo, porque con tu propia tienda online te ayudará a construir tu propio producto e imagen de marca en el mercado, y así evitarás tener que pagar porcentajes de venta a terceros, ya que con los marketplaces, generalmente, el margen de beneficio suele ser muy bajo.

 

Conclusión

Los marketplaces son una opción relativamente simple y de bajo riesgo para comenzar con el comercio electrónico o expandir tu negocio a mercados extranjeros. Pero, una vez que hayas adquirido suficiente experiencia y tu estrategia sea sólida, deberías considerar la posibilidad de configurar tu propia tienda online a medio o largo plazo. Esto te ayudará a ser independiente, además de construir una base de clientes propia a la que fidelizar, por lo que a largo plazo, obtendrás márgenes de beneficios positivos.


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!