Estantes llenos de productos que parecen estar controlados por la magia y parecen flotar a través del almacén en perfecta coreografía. Lo que se parece un poco a Matrix o Harry Potter ya no es ciencia ficción, sino realidad en algunos centros logísticos de Amazon. Lo que aparentemente mueve sin esfuerzo los estantes de A a B son pequeños robots que levantan y desplazan los estantes desde abajo. Miden poco más de medio metro de alto pero estas pequeñas máquinas están en camino a revolucionar la logística.

Los robots, desarrollados y construidos por Amazon, representan la tecnología más avanzada del Grupo en América del Norte. En los Estados Unidos, los robots de transporte llevan usándose durante mucho tiempo y ahora están conquistando los centros logísticos europeos. El primer almacén automático se abrió en Manchester, seguido de otros almacenes en Polonia y España. Nuevos almacenes, entre otros en Alemania, ya están en construcción o se encuentran en la etapa de planificación.

Donde las personas corrían a través de las filas de estantes para recoger libros, calzado deportivo, comida para bebés o granos de café, ahora los robots se mueven completamente de forma autónoma a través del almacén y llevan los estantes a los empleados. Estos toman los productos y los colocan en el paquete, que luego solo debe empaquetarse y proporcionarse con la etiqueta de envío adecuada.

Esta tecnología demuestra la transformación que está teniendo lugar en el corazón de la industria de la logística. Muchas de las actividades, hasta el momento solo para humanos, ahora están siendo realizadas por robots inteligentes gracias a los avances tecnológicos. Por lo tanto, la tecnología en el futuro muy cercano sustituirá a mucha mano de obra actual. Al mismo tiempo, Amazon enfatiza que los nuevos centros de logística también crearán muchos trabajos nuevos y más altamente cualificados. Los robots no solo trabajan más rápido que los humanos, sino que también se mueven en un espacio mucho más pequeño, lo que permite almacenar muchos más productos en la misma área de almacenamiento.

Con esta tecnología, la compañía estadounidense establece claramente nuevos estándares en logística y se sitúa en un lugar privilegiado frente a la compentencia. Gracias a los robots, la logística de Amazon será más rápida, más segura y, en particular, más rentable. Quien quiera hacer frente a Amazon, deberá actualizarse en términos de robots logísticos rápidamente.

Con el manejo de volúmenes de productos cada vez mayores, la logística se ha convertido desde hace tiempo en una de las líneas de mayor crecimiento del sector de comercio electrónico. Los procesos eficientes de almacenamiento y envío son elementos clave para satisfacer las altas expectativas de los consumidores de una entrega rápida y asequible. Así las tecnologías de automatización como los robots de Amazon marcan el comienzo de una nueva revolución industrial de la logística y la venta online en general.


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!