Tan importante es la entrega como la estrategia de aprovisionamiento, es decir, qué tengo que tener en cuenta en mi estrategia a la hora de buscar el mejor socio para tener mi producto en stock. Antes de entrar en el dónde están mis proveedores, revisemos qué debo tener en cuenta a la hora de seleccionar a mí/s proveedor/es:

Surtido: Define adecuadamente tu base de datos de artículos:

– Extensión.

– Profundidad.

– Que sea acorde a las exigencias del mercado.

– Calcula adecuadamente el coste y el tiempo en la creación de esta base de datos.

Proveedores: La elección del proveedor debe basarse en:

– Surtido amplio.

– Precio acorde a tus posibilidades.

– Cantidad suficiente para que no haya una ruptura de stocks cuando tus ventas crezcan.

– Calidad en la entrega; que no tengas problemas de roturas o taras.

– Plazos de entrega acordes a lo pactado.

 

A la hora de definir tu estrategia logística, evalúa dos opciones: Proveedor local (entenderemos local aquel que está en tu misma ciudad o país o UE) En este caso, la logística de aprovisionamiento no difiere mucho de la de distribución a excepción de los tiempos de tránsito para poner a la venta y dependiendo del modelo de stock que hayas decidido, físico o virtual. Proveedor deslocalizado (entendiendo aquel que está localizado fuera de la UE) En este caso, añade una nueva variable que es el despacho de aduanas, lo cual puede complicar tu logística dependiendo del producto a importar. Existen muchos manuales que te orientan acerca de los procedimientos y requisitos para el despacho de tu mercancía, pero desde el punto de vista logístico debes evaluar si te interesa buscar un socio que dispone de almacén DA (depósito aduanero) o un almacén DDA (depósito distinto del aduanero).


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!