Tanto para los clientes como para los vendedores, los marketplaces se han vuelto indispensables. La venta en estas plataformas es adecuada tanto para los vendedores que se adentran por primera vez en el comercio electrónico, como para los que ya están establecidos y ven en los marketplaces un nuevo canal en el que ampliar sus ventas online.

Además de vender en los marketplaces líderes del mercado como son Amazon y eBay, también es conveniente echar un vistazo a los marketplaces más pequeños, porque la oferta es enorme. Antes de empezar a trabajar con un marketplaces, debes pensar cuidadosamente cuál se ajusta más a tu estrategia comercial. Debes analizar qué tipos de marketplaces existen y qué pueden aportar a tu negocio.

Encontramos diferentes tipos de marketplaces. Los generalistas donde puedes vender casi cualquier tipo de producto y que se conocen como marketplaces horizontales. Por el contrario, los marketplaces verticales se especializan en ciertas industrias o categorías de productos, tales como productos electrónicos, alimentos o suministros hospitalarios. Si vendes productos que se ajustan a la oferta de un marketplaces especializado, llegarás a impactar a un usuario más segmentado e interesado en tu producto, y es muy probable que los resultados sean mejores. Si, por otro lado, deseas ofrecer una amplia gama de productos y atraer a un público amplio, es mejor elegir un marketplaces horizontal.

Por otra lado, también puedes encontrar marketplaces sectoriales muy especializados en una categoría concreta de productos. Este sería el caso de Dawanda, por ejemplo, que da visibilidad a artesanos y a sus productos hechos a mano, por tanto, se dirigen a un comprador muy específico.

Una vez que has hecho un primer filtro sobre qué marketplaces son los más interesantes para tu negocio, no debes olvidar los siguientes aspectos a tener en cuenta:

– Alcance y tráfico

– la competencia

– Interfaces e integraciones con plataformas de gestión de mercancías

– Costes

– Logística

Llegados a este punto, queremos hacer especial hincapié en la logística, ya que puedes encontrar modelos muy diferentes. Aquí, básicamente, lo más importante es encontrar una solución logística global que te permita gestionar todos tus envíos desde una misma plataforma, con independencia del canal de venta del que te provengan. Si eres capaz de automatizar todos tus envíos, tendrás más de la mitad del trabajo hecho.

A día de hoy existen muchas alternativas que te ofrecen automatizar tus envíos, pero la gran mayoría de ellas no tienen una auténtica integración entre tu plataforma eCommerce o con tu cuenta en un marketplaces. Este es el principal valor añadido que vas a encontrar en Packlink PRO. Es la mejor alternativa porque en tan sólo 3 sencillos pasos tendrás hecha la integración con tu plataforma ecommerce o tu cuenta en un marketplaces, y todos los pedidos que tengas en estado pagado, se volcarán de forma automática en Packlink PRO para que gestiones el envío. Tendrás acceso a una gran selección de servicios de transporte de las compañías líderes del mercado y, no olvides lo más importante, contarás con unos precios muy competitivos desde el primer día.


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!