Asegurar los envíos de tu empresa puede parecer una idea a la que normalmente damos muy poca importancia. Es muy fácil pensar que nada va a salir mal siempre que haya empaquetado adecuadamente el paquete e incluso haya asegurado envíos más grandes con papel de burbujas o similar. Sin embargo, la realidad es que siempre es mejor asegurarse para no tener que lamentarse más tarde.

A continuación, detallamos las 2 razones principales por las que te recomendamos contratar un seguro para envíos:

La importancia del seguro

Muchos piensan que asegurar los envíos es un proceso cargado de burocracia y, a menudo, con pocas ganancias. De hecho, cuando contratas tus envíos online, contratar el seguro es tan fácil como seleccionar la opción y completar algunos campos, como el valor del artículo.

El seguro es importante porque una vez que envías un paquete, estás sujeto a una serie de condiciones que están fuera de tu control. Aunque hoy los transportistas toman todos los medios posibles para garantizar que el paquete se maneje con cuidado, pueden surgir situaciones inevitables o accidentes. Si tu paquete se detiene, daña, pierde o destruye en tales situaciones, entonces probablemente lamentarás esa pérdida que podríamos haber evitado por muy poco dinero.

En qué fijarte para contratar un seguro

A la hora de elegir un seguro de envío, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es el valor exigible, por lo que si envías objetos de valor, deberás asegurarte de que este cubra un valor tan alto como el de los artículos.

Asegurar todo tipo de envíos es crucial para garantizar tu seguridad pase lo que pase, ya que los artículos enviados, en caso de dañarse, podrían provocar una amplia reducción en los márgenes comerciales de tu negocio. No hay absolutamente ninguna razón para no asegurar un envío, especialmente cuando puede hacerlo de manera fácil y económica con Packlink PRO.


¡Regístrate ahora en Packlink PRO!